Historia

Inicios

En el año 1990, en Buenos Aires, Argentina, Juan Carlos Corazza compaginaba su tarea docente en el estudio de Carlos Gandolfo, su maestro, con su trabajo como actor y director. Ese mismo año recibe una invitación de la representante de actores Katrina Bayonas, para impartir un seminario para actores profesionales en Madrid. Esta iniciativa tuvo origen en el interés despertado en Peio Arzak y Montse Tey, jóvenes actores que participaron en las clases de Corazza en Buenos Aires, quienes motivaron a Katrina Bayonas y a la actriz Lorena García para organizar el seminario.

Simultáneamente, recibe la propuesta de dirigir una obra de teatro en el CAT de Sevilla, para la que convoca a Manuel Morón (profesor del Estudio) y Consuelo Trujillo (ex-profesora del Estudio), quienes habían estudiado con Corazza en el estudio de Gandolfo.

La buena acogida del trabajo de Corazza en España impulsa la creación del Estudio, en septiembre de 1990. La actividad se inicia con dos grupos, entre cuyos integrantes se encontraban Manuel Morón (equipo pedagógico actual), Consuelo Trujillo y Lorena García (ex profesoras). Estaban también: Javier Bardem, Alicia Borrachero, Alberto Jiménez, Néstor Muzo, Teresa Arbolí, Lucina Gil, Azucena de la Fuente, Antonio Naharro, entre muchos otros. Pocos años después ingresan Catalina Lladó y Francisco Olmo (ex profesores) Ana Gracia y Rosa Morales (equipo pedagógico actual), Ben Temple, Elvira Minguez, Candela Peña, Carmen Balagué, Javier Albalá, Roberto Enríquez, Luchi López, Sonia Almarcha, Denisse Perdikidis, Carola Manzanares, Javier de Pablo, Susi Sánchez, José Olmo y Pedro González (los dos últimos integrantes del equipo pedagógico actual). Esta larga lista incluye a muchos más, todos fundamentales para que el Estudio se estableciera con solidez.

Este interés por el Estudio nació, sin lugar a dudas, respaldado por la excelente reputación del director y maestro Carlos Gandolfo, de quien Corazza era cercano colaborador.

Fue también de vital importancia el apoyo recibido por la representante Katrina Bayonas, el creativo impulso del actor Jaume Valls, la recomendación del maestro y director John Strasberg, como así también la gestión de la asesora Pilar Frutos.
Otra fuerza fundamental para el desarrollo del Estudio ha sido y es el Equipo Pedagógico, que renovándose y variando de personas, ha sido guiado por Corazza en una búsqueda pedagógica y artística, siempre creativa, integradora e innovadora.

Crecimiento

En aquellos años iniciales, el Estudio despertó en primer lugar un gran interés entre los actores profesionales, que luego se extendió también a principiantes. El número de alumnos creció rápidamente, lo que generó la ampliación del programa y la creación de las jornadas de selección, llevadas a cabo por miembros del equipo pedagógico.

La disponibilidad, el respeto y el talento que los profesores vuelcan en sus clases, transmite el compromiso de una visión de trabajo comprometida con el proceso individual y grupal de creación. La disciplina y la libertad creadora forman parte del hilo conductor de el Estudio, que cuenta cada año con varios profesores invitados.

Corazza ha dado a conocer su trabajo en numerosos seminarios en otras ciudades de España y del exterior. El Estudio ha promovido a muchos miembros de su Equipo Pedagógico para llevar su novedoso sistema de trabajo a otros centros y ámbitos, como el educativo y el terapèutico.

Actores profesionales como Carmen Elias, Jaume Valls, Toni Cantó y muchos otros, se reciclaron en el Estudio y participaron en montajes de Corazza con la compañía del Estudio, donde también debutaron alumnos de la escuela o se iniciaron profesores en la dirección.

Alumnos de gran talento, experiencia y compromiso con el trabajo que propone el Estudio, entre los que Javier Bardem ocupa un lugar muy destacado, han contribuido a que el Estudio sea un espacio único, tanto para la formación de principiantes como para el entrenamiento de profesionales, por su constante investigación en el arte del actor.

Linea de trabajo

La búsqueda de una actuación humana y creativa, que revele las contradicciones del personaje, que colabore con la historia, que llegue al espectador emocionándole, sorprendiéndole, divirtiéndole o haciéndole reflexionar.
Una técnica que permita al actor encarnar transformándose en otro, variando con sutileza.
Un actor que trabaja con su imaginación más original y con lo peculiar de su expresión.
Un actor que aprende a vaciarse de sí mismo o a aprovechar su potencial, con el objetivo de ser otro en la ficción, para vivir una vida excitante y diferente: la de su personaje.
Un actor que aprende a entrar y a salir de su personaje, de la ficción, de la historia.
Un actor que puede colaborar con el director aportando criterio, entrega, disponibilidad y creatividad.
Un actor seguro y libre. Que puede trabajar con autonomía y con disponibilidad en un equipo.
Un actor que goza con su trabajo.

Origenes del Trabajo

Es el resultado de la integración de varias corrientes teatrales en las que Corazza participó. Su formación y experiencia en otros campos le han permitido hacer una creativa y práctica integración.

Podríamos decir que son tres las corrientes teatrales que inpiraron el trabajo central del Estudio, aunque existen otras menos visibles.

Carlos Gandolfo.
Importante e influyente pedagogo y director argentino, con quien Corazza se formó como actor y con quien se inició como profesor. Gandolfo, fallecido en 2007, perteneció a una generación argentina que renovó el teatro y las técnicas de interpretación. Entre las personas más importantes de aquel grupo, unido en sus inicios, estaban Heddy Crilla(ya desaparecida), Agustín Alezzo y Augusto Fernándes, de quien Corazza recibió también una importante influencia.
El Sistema de Stanislavsky fue estudiado con rigor por estos creadores, al que sumaron su gran experiencia con el psicoanálisis y las aportaciones de Lee Strasberg.
Corazza, perteneciente a una generación veinte años menor que la de estos artistas, se vió atraído desde sus comienzos por aquella corriente y permaneció en la escuela de Gandolfo durante once años. Esta formación fue decisiva para fundamentar una línea de trabajo comprometida con la búsqueda de la verdad, la libertad y la disciplina en la creación.

Peter Brook.
Uno de los más brillantes e influyentes directores de todos lo tiempos, creador de la compañía teatral Bouffes du Nord, en Paris. Sus libros y espectáculos despertaron en Corazza gran interés, lo que determinó que varios de los más expertos integrantes de la compañía dicten cursos en el Estudio desde hace mucos años. Espacio y escenografía, la interpretación en Shakespeare, las máscaras y muchos otros temas son desarrollados en los seminarios, y han inspirado renovaciones en los planes de estudio de esta escuela. La inspiración ha influido tanto en la pedagogía como en el desarrollo de los criterios de dirección y puesta en escena.

Claudio Naranjo.
Músico. Psiquiatra. Escritor. Investigador.
Corazza se dedicó al estudio de las extraordinarias aportaciones de éste sorprendente conocedor del ser humano, de la psicología, la educación, la historia, la espiritualidad y la música.
La riqueza de esta experiencia generaron mayor comprensión y profundidad de los procesos pedagógicos y artísticos en la actividad del Estudio. Una extraordinaria ayuda para la comprensión y análisis del texto, para la creación del carácter y valiosas herramientas para el trabajo individual y grupal con los actores.

Otras importantes influencias:
Augusto Fernándes. Actor, director y maestro argentino de gran talento y reconocimiento internacional, imparte seminarios en el Estudio desde hace varios años. Corazza participó en seminarios de actuación y de dirección en su escuela.
Susana Rivara de Mildermann. Creadora del Sistema de trabajo corporal que dio origen al Sistema Río Abierto. Extraordinaria investigadora del trabajo corporal para actores, con quien Corazza se entrenó durante más de diez años.
Escuela Madrileña de Terapia Gestalt y Programa SAT de Terapia Integrativa. Escuelas en las que corazza y otros miembros del equipo se han formado.
Conservatorio Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires, donde Corazza tomó clases durante tres años.

A esto se suma una incontable lista de alumnos, profesores, maestros, artistas y personas que han hecho su valiosa contribución de manera visible o invisible, haciendo posible el crecimiento y desarrollo del trabajo pedagógico y artístico.

El Estudio Corazza

Escuela fundada en el año 1990. Su creativo, eficaz y moderno sistema de enseñanza son el motivo principal por el que profesionales, principiantes y adolescentes, acuden a sus clases para formarse o reciclarse.

Generaciones de actores:
En el Estudio se han formado: Javier Bardem, Alicia Borrachero, Sergio Peris Mencheta, Ana Gracia, Manuel Morón, Elena Anaya, Roberto Enríquez, Silvia Abascal, Manuela Velasco, María Vazquez, Violeta Pérez, María isasi, Alba Flores, Marta Nebot, Carlos García, Javier Albalá, Susi Sánchez, Rafael Castejón, Margarita Rosa de Francisco, Juana Acosta, Jan Cornet, Tamar Novas y muchos más. Una gran parte de ellos continúa entrenándose en los Seminarios para Profesionales, a los que también han asistido: Ángela Molina, Belén Rueda, Pilar López de Ayala, Lola Dueñas, Miguel Angel Muñoz, Irene Visedo, Diana Palazón, Ana Labordeta, Victor Clavijo, Miguel Angel Silvestre, Ernesto Alterio, Rosana Pastor, José Ángel Egido, entre otros prestigiosos actores.

Espectáculos:
El Estudio, con su compañía teatral ha producido espectáculos en los que han participado actores profesionales junto a alumnos que dan sus primeros pasos profesionales. También ha impulsado o supervisado proyectos teatrales o cinematográficos de sus alumnos.

Colaboraciones:
Juan Carlos Corazza y el equipo de profesores han llevado la pedagogía del Estudio a otras instituciones relacionadas con el espectáculo o con la enseñanza tanto en España como en Italia, Argentina, Brasil, Chile, México y Estados Unidos.En_Somos_02_NO_VALEEn_Somos_03_NO_VALEEn_Somos_NO_VALE

Es difícil hablar del antes y del después de haber pertenecido al Estudio, porque hace 13 años que entré a formar parte de él y ahora siento que realmente fué en el Estudio donde empecé a tomar conciencia de lo que significa ser actor.

Rafael Castejón

El Estudio es para mí, el espacio donde puedo poner a remojar, revisar, imaginar, crear, cuestionar, volver del revés, reinventar, volver a lo básico, desempolvar, los distintos aspectos que tienen que ver con el arte de actuar.

Manuel Morón

...Allí uno se cruza con Chèjov, Shakespeare, Strindberg o Williams y, a través de ellos, se reencuentra consigo mismo... Sobre todas las cosas, allí uno se mira en el espejo del alma y recuerda para que eligió ser actor ... menos mal...

Sergio Peris-Mencheta