Abierta convocatoria
a curso regular
2024 - 2025

HASTA EL 25 DE JULIO DE 2024

 

TORMENTA,
DESEO Y LOCURA

Laboratorio sobre la obra
de Tennessee Williams
15 a 20 de julio de 2024

 

Del cuerpo a la acción

¿Cómo puedo tener un cuerpo más presente en escena?
8 a 12 de julio de 2024

 

Jóvenes:
Teatro, expresión y juego

CURSO DIRIGIDO A JÓVENES DE 13 A 17 AÑOS
CON VÍCTOR HERANZ Y CRISTINA BASALLOTE
Del 1 al 5 de Julio de 2024

 

Voz para la creatividad en escena

Herramientas de la Bioenergética
y el Método Linklater para la libertad de la voz
15 al 20 de julio de 2024

 

Confianza y precisión
ante la cámara

ENTRENAMIENTO CON ALBERTO LÓPEZ MURTRA Y JAN CORNET
15 al 20 de julio de 2024

 

Cuerpo escénico

Creación, forma y contenido
con Pedro González Y Virginia de la Cruz

 

Clown esencial

Curso intensivo de verano con Alain Vigneau
Del 20 al 22 de septiembre de 2024

 

Personajes:
extraordinarios
excesivos-extraños

Curso para profesionales de la actuación
con Manuel Morón y Ana Gracia

 

El cuerpo imaginario

Procedimientos de creación, lenguaje y montaje escénico
con Gerardo Litvak y Andrea Mizes
23 al 28 de septiembre 2024

1
1

Suscríbete a nuestra newsletter de actividades

¡ACOMPÁÑANOS!

Novedades

Presentación en Madrid de «El camino del clown»

«El camino del clown»: 31 de mayo presentación en Madrid en Espacio Ronda

Cartel de «Shinny Chicas Entre Mitos Sad

«Shinny Chicas Entre Mitos Sad» desde el 2 de mayo en El Umbral de Primavera

Cartel de «Un delicado equilibrio» en el Teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa.

«Un delicado equilibrio» con Alicia Borrachero, Ben Temple y Manuela Velasco

Ensayos abiertos

“Un acercamiento amplio, complejo y fascinante para una actuación orgánica y creativa”

Resumen Curso 2022 – 2023

Curso regular y seminarios

«Soy de sus primeros alumnos y hasta ahora… Ya llevo muchos años con él y siempre que puedo voy al estudio porque para mí es importantísimo que me vapulee y que no me permita acomodarme en lo que sé que funciona. El peligro del profesional, justamente, es que ya has conquistado un terreno en el que estás cómodo y además es el terreno que se espera de ti y que se exige a la hora de trabajar, entonces uno empieza a acotarse a sí mismo y acaba matando, no solamente el arte, sino la personalidad. El trabajo de ir al Estudio consiste en abrir todo eso, en romper límites».

Javier Bardem

«Para mí, la continuidad en la formación es tan importante como en el trabajo. Creo que para un actor es un tesoro el poder disponer de un centro en el que se le permite investigar, enfrentarse a sus limitaciones, crecer.. Mi contacto con el Estudio me ayuda a mantener a mi actriz despierta, en alerta.. Desde los 18 años que conocí a Juan Carlos y su escuela, acudir al estudio siempre ha sido para mí sinónimo de gozo, confianza y renovación».

Silvia Abascal

«Es difícil hablar de mi trabajo antes y después de haber pertenecido al Estudio, porque hace 13 años que entré a formar parte de él y ahora siento que no hubo un antes y que realmente fué en el Estudio donde empecé a tomar conciencia de lo que significa ser actor. Me han enseñado muchísimas cosas y me siento agradecido y privilegiado al tener un espacio donde poder volver a entrenar, a reciclarme y a seguir investigando sobre este arte».

Rafael Castejón

«El Estudio es para mí la casa de mi actriz, el lugar al que siempre volver para crecer con juego, alegría, compromiso, confianza, amor y libertad… Mi casa».

Alicia Borrachero

«Frente al pan ácimo que suele resultar el trabajo profesional, el Estudio es para mí la levadura que hace mi experiencia de actor más fresca».

Roberto Enríquez

«Para mi el estudio significa un lugar de entrenamiento, de seguir aprendiendo, de recuperarme. Es donde puedo transformarme, donde busco inspiración, tanto en los profesores como en los compañeros. Donde sigo cultivando humor, placer y rigor cuando creo personajes. Y después de tanto tiempo, es un poco como volver a casa… Un gusto sano y placentero».

Elena Anaya

«El Estudio representa para mí algo así como el descanso del guerrero, un hogar en el que reponerse de la vorágine del estrés que provoca la necesaria búsqueda de un resultado en el trabajo (ya sea en teatro, cine o televisión). Un olvidarse de la maldita carrera. Allí uno para y descansa. Y se olvida de las prisas por llegar, no se sabe muy bien adónde. Es un alto en el camino. Allí uno cura sus heridas y rellena sus alforjas.
Allí uno se cruza con Chèjov, Shakespeare, Strindberg o Williams y, a través de ellos, se reencuentra consigo mismo… Sobre todas las cosas, allí uno se mira en el espejo del alma y recuerda para que eligió ser actor…»

Sergio Peris-Mencheta

«La casa donde mi actríz se descubrió y aprendió a conocerse y ordenarse, donde se me revelaron las herramientas para poder emprender la infinita y fascinante labor del arte de actuar y donde se afianzó mi profundo amor por el teatro».

María Isasi